Viernes 14 de Diciembre de 2018 • Buenos Aires, Argentina
EVENTOS INFO. PRODUCTOS IDEAS & CONSEJOS LINKS INTERES GALERIAS
Banner encabezado

IMPRIMIR

La desorganización del crecimiento.

Sabido es que toda organización tiende a desorganizarse, como también sabido es que mantener una empresa organizada es una tarea dinámica que necesita constantemente de ajustes para que los engranajes sigan encajando unos con otros.

Seguramente no es el peor de los problemas, pero ciertamente no deja de ser un problema, ya que convivir con la desorganización tiene costos que superan lo económico, como el desaliento de los que tienen que alentar.

Sabido es que toda organización tiende a desorganizarse, como también sabido es que mantener una empresa organizada es una tarea dinámica que necesita constantemente de ajustes para que los engranajes sigan encajando unos con otros. Y desde ya que el aumento inconstante de tareas , como el aumento de la complejidad de esas tareas, nos hace enfrentar a un escenario distinto, donde ya no alcanzan pequeños arreglos, ni la experiencia acumulada , ni los conocimientos que hasta ese momento eran suficientes.

Creo que en ese momento debemos, en primer lugar, aceptar que el crecimiento superó a “esa organización”, y que definitivamente tenemos que ir en búsqueda de una nueva, que contenga al crecimiento actual y al proyectado .Y debemos tener presente que esa búsqueda se tiene que dar en el corto plazo, ya que entre la organización que necesitamos y la que tenemos puede haber distancias en algunos casos insalvables.

Porque podríamos asegurar, sin la intención de dramatizar, que no son pocas las veces que la organización pareciera sentirse lentamente acostumbrada al desorden.

Tenga la seguridad que el crecimiento de su empresa es una buena noticia, y que es producto de aciertos más que de errores. Que lógicamente la organización que lo acompaño hasta acá ya no alcanza y que tiene la responsabilidad indelegable de procurar una nueva .Pero tengo la responsabilidad también de contarle que no hay que esperar hasta que los goteos incesantes de diarios problemas lo excedan, porque las correcciones se tornan cada día más difíciles.

Para concluir le diría más, tiene la oportunidad de promover una nueva organización que tenga inclusive soluciones a los problemas que antes tampoco podía solucionar.

No espere hasta mañana, porque como diría el poeta “…hoy puede ser un gran día…”.

Alejandro Bogado

www.bogadocapacitacion.com.ar

 

COPYRIGHTS 2010 • Todos los derechos reservados • www.comerciosanitario.com • Buenos Aires • Argentina