Domingo 16 de Diciembre de 2018 • Buenos Aires, Argentina
EVENTOS INFO. PRODUCTOS IDEAS & CONSEJOS LINKS INTERES GALERIAS
Banner encabezado

IMPRIMIR

Evitando la frustración, cuando las cosas no suceden…

Entonces, después de enojarnos, de buscar un responsable o una razón, llega el punto en el que aparece una angustiante frustración que corroe todo lo bueno que hacemos, cuestiona todos los aciertos e inclusive, nos hacer sentir que nunca podremos avanzar sobre un asunto que, a priori no debería ser una dificultad, pero que el no resolverlo termina perjudicando al más aguerrido espíritu emprendedor.

Muchas veces, en nuestros comercios, hay cosas que inexplicablemente no suceden. Y remarco “inexplicablemente” porque sabemos lo que tenemos que hacer, sabemos quién lo tiene que hacer y sabemos como lo tenemos que hacer. Entonces, después de enojarnos, de buscar un responsable o una razón, llega el punto en el que aparece una angustiante frustración que corroe todo lo bueno que hacemos, cuestiona todos los aciertos e inclusive, nos hacer sentir que nunca podremos avanzar sobre un asunto que, a priori no debería ser una dificultad, pero que el no resolverlo termina perjudicando al más aguerrido espíritu emprendedor.

Entonces, igual que Ud. me pregunto ¿Por qué no lo podemos hacer? Creo que la respuesta, una vez más, está del lado de una comunicación efectiva. No hablo de hablar más fuerte a sus empleados, ni hablo sólo del tipo de lenguaje, hablo de la conjunción necesaria entre el tipo mensaje y medio donde transmitirlo.

Pasando en limpio , para que “ocurra” lo que Ud. quiere en su comercio , hay que hablar de la actividad en particular , siendo más claro que por ejemplo “tenemos que vender más”, si lo sabe especifique las actividades que hay que desarrollar para que “se pueda vender más”. Si quiere que su comercio esté ordenado, especifique “como quiere que esté ordenado” y cuales son las actividades que conducirán a ese orden.

Y más, si las actividades se extienden en el tiempo, trabaje con su personal en la diagramación de cada una de las actividades en sus agendas, no me cabe la menor duda que es el medio adecuado. (y si en su comercio no trabajan con agendas, es una buena excusa para empezar).

De ningún modo intento subestimar el entendimiento de su equipo de trabajo, más bien creo que el propósito de éste pensamiento es aportar claridad a un sinfín de actividades que tenemos que realizar diariamente y en las que a veces somos críticos con una resolución distinta a la esperada, a pesar de que la comunicación habitualmente es más un marco genérico que una clara especificación acerca de cuales son las tareas que permitirán lograr un anhelado objetivo.

Y por último, otro beneficio de ésta propuesta, es poder evaluar con justicia el desempeño de una tarea en la que la premisa fue clara e inclusive, de manera consensuada, debidamente programada.

Alejandro Bogado

www.bogadocapacitacion.com.ar

COPYRIGHTS 2010 • Todos los derechos reservados • www.comerciosanitario.com • Buenos Aires • Argentina